Es una liberación a modo sutil de las capas más profundas y superficiales del cuerpo, y ayuda a restablecer los procesos naturales de reequilibrio y curación. El terapeuta detecta las zonas de bloqueo o inmovilidad que indican tensión y mal funcionamiento.

En la sesión se liberan las tensiones y la energía que antes se usaba para mantener la contracción, debido a ello el paciente siente una relajación muy intensa, esa relajación al mismo tiempo le permite conectar con su yo más profundo, a incrementar su vitalidad y a permitir que utilice sus recursos de autocuración.

Esta curación no solo es a nivel físico, sino a nivel emocional. Consiguiendo estar más receptivo con el propio cuerpo, a identificar mejor los mensajes que nos envía, sobre todo en circunstancias de la vida que nos provocan estrés y ansiedad, como toma de decisiones pendientes, situaciones que no podemos controlar y debemos aceptar…

La terapia es muy suave y segura, es buena para todo tipo de edades, para bebés, durante el embarazo, postparto, después de una operación, personas mayores.

Esta especialmente indicado para bebes con el cólico del lactante, eliminándolo en tan solo una o dos sesiones.

1 Hora 40 €