Somos personas con habilidades especiales obtenidas a través de la formación y lo más importantes de la EXPERIENCIA.

Cada terapeuta está especializado en áreas o funciones diferentes, que junto a su cliente o paciente se proponen lograr ciertas metas.

El propósito del terapeuta es mejorar la calidad de vida del paciente que está asistiendo. Cabe destacar que todos los terapeutas no son iguales, ya que cada uno posé técnicas diferentes, utilizan diferentes espacios y trasmite distintas energías.